Arte rupestre

La Cueva del Niño cuenta con un total de 22 grafías, de las que 13 son representaciones figurativas, es decir, en las que podemos identificar la figura representada; en este caso todas corresponden a zoomorfos (figuras de animales), aunque en algunos casos no ha sido posible concretar la especie representada. El resto de grafías corresponden a signos, líneas aisladas o manchas de colorante. Todas las representaciones, excepto una de las líneas, están realizadas en diferentes tonos de rojo o rojo-violáceo. Las figuras se reparten en dos sectores diferentes de la cueva: el primero de ellos se localiza en el vestíbulo, mientras que el segundo se encuentra en el interior de la cavidad, en una zona separada del vestíbulo por un caos de bloques desprendidos y una potente formación estalagmítica.

Sector Vestíbulo

En este sector, las representaciones rupestres se concentran en un único panel, un lienzo de pared situada a la izquierda de la entrada, y en una zona de penumbra, por lo que las figuras pueden ser vistas  con luz natural. Se trata del panel principal del yacimiento, ya que concentra la mayoría de las representaciones figurativas, además de ser el que ofrece una composición más detallada y compleja.

Vista del Sector Vestíbulo (Foto: Diego Garate) Panel Principal (Foto: Diego Garate) Calco del Panel Principal (Autor: Diego Garate)

El panel del vestíbulo esta compuesto por 13 grafías, de las que 3 corresponden a dos líneas y una mancha de colorante, mientras que las 10 restantes a figuras de animales, aunque en una de ellas no es posible precisar a cuál. Entre las figuras identificadas encontramos:

Una cabra en horizontal y orientada hacia la izquierda, es decir, hacia el exterior de la cueva. Esta figura tiene gran detalle, como un despiece en el vientre (una línea paralela al vientre que podría indicar un cambio en el color del pelaje del animal) y dos trazos verticlaes sobre ella, que podrían representar dos proyectiles. Se encuentra en un lienzo inferior, en un nivel diferente del resto del panel, y está tapada en la actualidad por una capa de calcita, aunque es perfectamente visible.

Dos ciervas enfrentadas, una de ellas mirando hacia la derecha (hacia el interior de la cavidad) y ligeramente inclinada hacia abajo, y la otra orientada hacia la izquierda.

En el centro del panel encontramos tres figuras de cérvidos, dos ciervos machos de gran tamaño y una cierva. Ésta última está situada por debajo del ciervo más grande, y sólo se ha representado la mitad anterior del animal (la cabeza y la mitad delantera del cuerpo). Presenta alguno de los convencionalismos más típicos para este tipo de animales en el arte rupestre paleolítico, como el morro alargado y las orejas en forma de V. Los dos ciervos son sin duda las figuras principales del panel, tanto por su posición central como por su tamaño, ya que son las figuras más grandes del panel. Ambos están realizados con gran detalle, presentando la cornamenta, orejas, ojo y líneas interiores.

Bajo los ciervos encontramos dos figuras, ambas dispuestas en horizontal y mirando hacia la derecha. Se trata de un caballo el único existente en la cavidad, y una cabra, muy similar a la que existe en el extremo opuesto del panel, puesto que también presenta relleno de color y línea de despiece interior, así como un posible proyectil.

Completa este panel una figura de bóvido, imposible de identificar debido a su mal estado de conservación. Se encuentra en un lienzo separado, perpendicular al resto del panel e inclinado hacia el suelo. Muestra un cuerno orientado hacia adelante o el arranque de otro, y podría corresponder a un uro (toro prehistórico), pero resulta imposible concretarlo.

Sector Interior

Separado del vestíbulo por un caos de bloques y una gran formación estalagmítica, se encuentra el segundo sector con pinturas rupestres, repartido en tres zonas: una primera zona de paso, formada por los bloques caídos que separan la zona interior de la cavidad del vestíbulo, donde se localiza una mancha; una segunda zona, situada en el lateral izquierdo de la cueva, que contiene el principal panel del sector interior; y finalmente, un tercer panel localizado al fondo de la cavidad, y que contiene una figura animal indeterminada.

Vista del segundo panel del Sector Interior (Foto: Diego Garate) El panel principal del segundo sector (Foto: Diego Garate) Detalle de la mitad superior de la serpiente (Foto: Diego Garate)